Sánchez M. Juan Guillermo. Río. Bogotá: Edi­ción de Autor. 2010.



Reseña de Aida del Pilar Becerra Becerra — Inves­ti­gadora social (Proyecto Galileo Mobile)
Un 22 de agosto –como el poema de la página 26– me senté y abrí el libro:

AGOSTO 22 DE 2006

Alguien me sopla el alma y se desinfla

me salpica mis simas con sus babas

mon­taña aden­tro me raspa los olvidos

y renace siem­pre impávida arrogante

 

Alguien alza las cejas con su sexo

y pide la cuenta a oril­las de la noche

Alguien me mor­ti­fica con sus cumbres

y me chupa de rojo en sus meandros

 

Alguien me dice que no ha pasado nada

y que las olas son cuer­pos que se estrellan

y que si Alguien me arranca el horizonte

siem­pre queda pin­tar con las narices

¡Justo esa fecha! Coin­ci­den­cia, augu­rio, señal, pre­sa­gio, desde entonces dejé fluir de una vez por todas mis ojos sobre Río. Este pequeño libro conecta e invita a leer pau­sada­mente; no hay prisa para acabar la lec­tura. Con un tempo ágil y con­stante, Río se recrea en instan­táneas y poe­mas cor­tos. Tiene un vol­u­men modesto cuya exten­sión no agota; sug­iere, por el con­trario, relec­turas y repeti­ciones, mantras, diál­o­gos postfacto.

Río es un camino de agua seme­jante al con­texto del que emerge: invita a obser­varse, a sen­tirse, a descifrarse. En él, hay que con­tem­plar las rocas, los pal­i­tos, la espuma que lleva su andar. Su con­tra­punto temático evoca sen­sa­ciones flotantes, recuer­dos sumergi­dos, sonori­dades casi ahogadas, bur­bu­jas citadinas.

En días y noches acuáti­cas como ésta (16 de febrero de 2011) Río vuelve a cor­rer. La Av. Jiménez, la Cara­cas, la 45, la sép­tima dan vida a estos poe­mas. Río crece, men­gua, fluye, pero no se detiene: acom­paña el camino de quien a él se suma, de quien en él se encuentra.

El poe­mario com­pleto en PDF está disponible para nave­gar en línea… Haga CLICK acá y déjese lle­var. Si naufraga o encuen­tra alguna isla, no dude en comen­tar abajo de esta breve nota.






Tags: , , , , , ,

2 Responses to “Río (reseña)” Subscribe

  1. Acuelgritodelatierra February 18, 2011 at 8:53 pm #

    Leo RIO a diario y solo cinco poe­mas porque como usted dice: el libro conecta e invita a leer pau­sada­mente…” debido a que cada poema carga con­sigo una fuerza reflex­iva muy pro­funda que obliga al lec­tor a digerir el espa­cio y el tiempo fig­u­rado muy lenta­mente, hasta que la ima­gen de aquel momento ter­mina por for­marse en mi mente y mi corazón.

  2. Sanalt7 February 19, 2011 at 5:50 pm #

    Rio Me parece un trozo descrp­tivo de la vida, su lento o rápido tran­scur­rir, me sumerjo poco a poco en sus pal­abras y comienzo a fluir.maravilloso.C. G. S.A.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.